Categorias
Belleza

Sérum con vitamina C: por qué usar y cuál elegir

Qué es la vitamina C

La vitamina C, también conocida como ácido L-ascórbico, es un potente activo para la piel que actúa contra los radicales libres, responsables del envejecimiento de la piel. Pero no es producido por nuestro cuerpo, es decir, necesitamos ingerir o aplicarlo tópicamente, para que nuestro cuerpo y piel puedan aprovechar sus beneficios. Por lo tanto, este potente antioxidante está muy indicado por los dermatólogos y ha pasado a ser un indispensable en la rutina de cuidado de la piel. Pero debemos entender cómo actúa la vitamina C sobre la piel para obtener el mejor resultado de este activo  para la cara.

Beneficios de la vitamina C

A partir de los 25 años, comienzan a aparecer los primeros signos de edad y la vitamina C es perfecta para combatir el envejecimiento prematuro, reducir las arrugas y mejorar la firmeza de la piel. Los principales beneficios de la vitamina C para la cara son:

• Combatir los primeros signos del envejecimiento de la piel.

• Aclarar la piel mediante manchas de lucha causadas por el sol, el acné o las pecas.

• Atenuar las arrugas y las líneas de expresión.

• Proteger las células de la acción de los radicales libres, porque es antioxidante.

• Mejorar la protección del protector solar.

• Conseguir una  piel más luminosa.

• Ayuda en la producción de nuevas fibras de colágeno y elastina.

• Mantener la piel más firme.

Cómo incluir la vitamina C en la rutina de cuidado

La mejor forma de incluir la vitamina C en nuestra rutina de cuidado es a través del sérum, que se caracteriza por una textura notablemente ligera. Gracias a esto, es capaz de penetrar las capas más profundas de la piel, llegando a la dermis. Esto lo diferencia de los humectantes. Otra peculiaridad del sérum es la alta concentración de sustancias activas que contiene. Sus propiedades únicas lo convierten en un cosmético de gran poder hidratante. En definitiva, complementa el efecto de otros cosméticos faciales.

Es aconsejable utilizarlo dos veces al día, todos los días, aplicando después de la limpieza facial y  siempre antes de la crema. Para que sus agentes activos actúen, deben ponerse en contacto directamente con la piel, sin ninguna sustancia que dificulte su absorción.

La mayoría de los expertos recomiendan el uso de vitamina C por la mañana porque protege y fortalece la piel durante todo el día, aunque los antioxidantes se acumulan en la piel sin importar cuándo se apliquen. Si se aplica por la mañana, el activo protege contra el daño diurno, pero por la noche ayuda a combatir el daño que la piel sufrió durante el día.

Para su uso, aplica una pequeña cantidad de suero en las yemas de los dedos y extiéndelo sobre la cara, el cuello y escote. Una vez completamente absorbido, puedes aplicar tu crema hidratante para sellar las capas más superficiales de la piel.

Asegúrate de aplicar protector solar por la mañana, independientemente del tiempo exterior.

 Qué debes tener en cuenta al comprar suero de vitamina C

La vitamina C generalmente tiene una variedad de formas y derivados. Algunos productos incluyen un componente adicional para estabilizar el componente activo y proporcionar una vida útil más larga. Por lo tanto, al comprar suero de vitamina C, presta atención a los ingredientes. El activo aparecerá con uno de los siguientes nombres.

• Ácido L-ascórbico (LAA): Es la forma más potente de vitamina C, además de ser la más eficaz. Sin embargo, puede causar irritación de la piel si se utiliza en dosis altas ya que nuestra piel debe acostumbrarse a este principio. Si tu piel está acostumbrada y no sientes irritación, esta es la mejor opción de vitamina C para tu rostro.

• Fosfato ascórbico de magnesio: Es un derivado de la vitamina C soluble en agua. Es más estable y causa menos irritación, por lo que si tienes la piel sensible o seca esta es la mejor opción.

• Palmitato de Ascorbilo: Se considera la forma más estable de vitamina C, siendo comúnmente utilizado en fórmulas de cuidado de la piel a base de aceite. No es tan potente como otras formas, pero es muy eficaz combatiendo el daño causado por los radicales libres, previniendo y tratando la piel de los signos del envejecimiento.

• Glucosamina ascolulítica: Es otra variación de la vitamina C soluble en agua. Comúnmente utilizado por sus propiedades antioxidantes y blanqueantes de la piel, siendo una buena opción para el tratamiento de la hiperpigmentación.

• Ascorbato de tetrahexidecilo: Es la más recomendada para el tratamiento general de la piel, y es una versión más estable  y menos irritante. Además, el hecho de que sea soluble en grasa facilita la penetración en las capas profundas de la piel.

• Fosfato ascórbico de sodio: Esta forma de vitamina C se convierte en ácido ascórbico después de su absorción. Ilumina eficazmente la piel y combate el daño de los radicales libres.

 En cuanto a su composición, es importante tener en cuenta que los séruns de vitamina C no contienen sólo esta vitamina. Otros ingredientes que actúan sinérgicamente con vitamina C generalmente se añaden para mejorar sus efectos antienvejecimiento y ofrecen beneficios adicionales. Por lo tanto, se logra una formulación más completa y eficaz.

• Acido hialurónico: El ácido hialurónico actúa para hidratar la piel. Mejora la capacidad de la piel para retener agua, lo que conduce a las capas más profundas. El beneficio de este efecto es la reducción de líneas finas y signos de envejecimiento, por no hablar de lo más obvio, que es la hidratación profunda de la piel.

• Vitamina E: Una combinación de estas dos vitaminas (A y C) forma un súper antioxidante para combatir los radicales libres que impiden la producción efectiva de colágeno, además de apoyar la barrera lipídica de la piel.

• Acido ferúlico: Este es otro antioxidante que ayuda a impulsar y estabilizar las vitaminas C y E. También ayuda a combatir el daño de los radicales libres para apoyar la producción de colágeno.

En cuanto a la concentración, puede variar entre 10%, 15% y 20%. Se recomienda comenzar con la menor concentración y aumentar gradualmente según la vaya tolerando tu piel.

Cómo mantener tu serúm de Vitamina C

• Guarda el producto alejado de la luz y bien cerrado. La vitamina C es vulnerable a la oxidación de la luz y el oxígeno. Guarda el suero en un lugar oscuro y asegúrate de que el envase esté bien cerrado.

• Sigue las indicaciones del fabricante para guardar el producto. 

• Antes de su uso, analiza siempre el color, el olor y que la consistencia del suerono ha variado. El color debe ser claro, blanco o con un ligero tono de champán. Si está turbio u oscuro, deseche el producto. El olor debe ser neutro, si es agrio significa que no es adecuado para la piel.

• Los humectantes de vitamina C suelen tener diferentes colores, ya que las fórmulas son más cremosas y contienen otros ingredientes, pero los sérums deben ser incoloros o claros. 

Los mejores sérums con vitamina C

En esta sección encontrarás una recopilación de los 4 mejores sueros faciales con vitamina C disponibles en el mercado. Además, resumimos las principales características de cada uno de ellos para que puedas elegir el que mejor se adapta a tus necesidades. 

Suero con vitamina C – Florence Bio Cosmesi 

Formato de 60 ml. Sérum orgánico a base de vitamina C. Destaca por estar compuesto exclusivamente de ingredientes de origen natural. Su formulación incluye vitamina C, vitamina E, aceite de jojoba, Aloe Vera y ácido hialurónico. El sérum proporciona una hidratación intensa, penetrando incluso las capas más profundas de la piel.

Su acción se basa en la lucha efectiva contra los signos del envejecimiento. Reduce visiblemente las arrugas y las líneas de expresión, y ayuda a atenuar las imperfecciones. Reafirma y rejuvenece la piel,  los efectos serán visibles siempre que el producto se aplique diariamente. Este sérum está libre de compuestos químicos potencialmente irritantes.

Sérum de vitamina C – Éclat

Este sérum está formulado con una mezcla perfectamente equilibrada de 20% de vitamina C y 6 ingredientes esenciales que aumentan su poder de piel antienvejecimiento y rejuvenecedor. Entre ellos destaca el aceite de jojoba, la vitamina E y el ácido hialurónico.

Sérum con vitamina C y ácido hialurónico – Yael Beauté 

Viene en formato de 50 ml. Sérum antiarrugas rico en vitamina C. Es un sérum vegano compuesto de ingredientes naturales. Sin parabenos, siliconas u otros compuestos artificiales con poder irritante. Su formulación combina vitamina C con ácido hialurónico, maximizando así el poder antienvejecimiento del serúm.

Tiene una textura ligera, no grasa, con un pH fisiológico. Estas propiedades lo convierten en un producto adecuado para todo tipo de pieles, incluso para las más sensibles. Este producto atenúa las arrugas y otros signos de envejecimiento. Disminuye y previene la aparición de imperfecciones, aporta firmeza y luminosidad a la piel. Aplicar en cara, cuello y escote.

GANADOR DE PRUEBA 03/2020: Por su combinación ideal de ingredientes, su pH compatible con el de la piel, así como la relación precio-rendimiento, Yael Beauté Serum con vitamina C fue elegido por una prueba alemana como el mejor producto en la categoría “Sueros con vitamina C” (Prueba 03/20 realizada por EU-Vergleich – comparación a nivel europeo).

Sérum orgánico de vitamina C con ácido hialurónico – Santin Naturel 

Este sérum altamente concentrado contiene 30% complejo de vitamina C compuesto de vitamina C estable, ácido ascórbico, ácido ferúlico, vitamina E y extractos botánicos. El auténtico aceite esencial de rosa añade un aroma agradable y natural. Los resultados son obvios: piel radiante, uniforme y rejuvenecida.

Deixe uma resposta

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *